"Creciendo con valores Cristianos"

"Creciendo con valores Cristianos"
"Creciendo con valores Cristianos"

jueves, 28 de abril de 2016

MAYO: mes Sentido de PERTENENCIA!!

La pertenencia, es el valor de amor, agradecimiento y cuidado que se tiene hacia las cosas.
La pertenencia es aquel sentimiento que nos lleva a ver algo como parte de nosotros, de nuestra vida, de nuestro interior; y sobre todo, algo que de alguna manera percibimos como importante.
Muchas personas tienen pertenencia por su familia, por el lugar donde viven, por el lugar donde reciben su educación, porque sienten que hace parte de ellos, que es un elemento importante en sus vidas, al cual le deben agradecimiento y amor.
PARA REFLEXIONAR:
Algunas personas convierten la pertenencia en territorialidad, en “algo mio que nadie lo puede tocar”.
Por ejemplo, en algunas parejas pasa… El marido le pega a su mujer porque “le pertenece“, es de “su territorio”, él es “su dueño”. Y obviamente esto no es pertenencia, es maltrato.
Cuando nos apropiamos sobre todo de la vida que nos pertenece, es cuando la amamos con todas las fuerzas y la cuidamos con todo nuestro ser, buscando que sea mejor cada día y que dure por años.
Lo volvemos a pensar con ayuda de este vídeo:



Este valor, va ligado a nuestra Identidad.


Del latín identitas, la identidad es el conjunto de los rasgos propios de un individuo o 

de una comunidad. Estos rasgos caracterizan al sujeto o a la colectividad frente a los 


demás. 


Por ejemplo: “El mate forma parte de la identidad rioplatense”“Una persona tiene 


derecho a conocer su pasado para defender su identidad”.
Identidad
La identidad también es la conciencia que una persona tiene 

respecto de sí misma y que la convierte en alguien distinto a los 


demás. Aunque muchos de los rasgos que forman la identidad 


son hereditarios o innatos, el entorno ejerce una gran influencia 


en la conformación de la especificidad de cada sujeto; por esta 


razón tienen validez expresiones tales como “estoy buscando mi 


propia identidad”.

En este sentido, la idea de identidad se asociada con algo 


propio, una realidad interior que puede quedar oculta tras actitudes o comportamientos 


que, en realidad, no tienen relación con la persona: “Sentí que había perdido mi identidad; 


comencé a aceptar trabajos que no me gustaban y con los que no tenía nada en común”.

El concepto de identidad sexual hace referencia a la visión que cada persona tiene de su 

propia sexualidad, lo cual resulta determinante a la hora de relacionarse con el resto de la 


sociedad. La noción vincula la dimensión biológica del ser humano con el aspecto cultural y 


la libertad de elección.

La identidad pertenece al grupo de conceptos que suelen generar controversia cuando se 


mezclan con la religión o la política, dado que puede entenderse de dos formas muy definidas 


y opuestas, una relacionada con la libertad y la autenticidad, y la otra, con la asunción de un 


rol social determinado por los mayores. La primera hace alusión a esa búsqueda que se 


menciona en párrafos anteriores, y parte de aceptar que la identidad se forma, se 


moldea, se enriquece.




Presentación cuento identidad from Colegio Gimnasio la Colina

Nosotros, como Teresianos que somos, también tenemos nuestra Identidad, nuestro prefil.
Para tenerlo en cuenta siempre:


 Este valor en particular, merece atención y cuidado y, al parecer, es uno de los que más se listan hoy día en las empresas que quieren impulsar el compromiso –en el sentido tradicional de la expresión– de su gente. Y se trata del conocido “sentido de pertenencia”.
El “sentido de pertenencia” sugiere, en casi todas sus definiciones, que todo cuanto existe en el colegio, en una empresa, le pertenece a todos y por lo tanto todos deben  sentirse dueños.  Si los miembros del colegio, de la empresa, sienten al colegio, a  la empresa como suya, procurarán lo mejor para el/ella .




Sentido de Pertenencia 2015 from hfivalores

¿ Tienes en cuenta siempre tus responsabilidades?  Mira este vídeo y opina: Las personas que trabajan en esa empresa, ¿tienen sentido de pertenencia? ¿ Por qué?




SOMOS PARTE DE:
UNA FAMILIA- UN COLEGIO - UN GRUPO
UN BARRIO
UNA CIUDAD
UN PAÍS
EL MUNDO

Luego de haber trabajado con tu maestra y compañeros el SENTIDO DE PERTENENCIA:

  • ¿Te haz preguntado qué puedes hacer para demostrar que PERTENECES a un grupo, a un colegio, a una familia, a una sociedad?

Escribe al menos una actitud que puedas adoptar por cada  lugar donde eres parte.
  • ¿ Qué opinas cuando ves que hay personas que no cuidan el lugar donde pertenecen? ¿ Qué consejo les darías?
  • ¿Qué piensas cuando ves que un compañero/a no se siente a gusto en su clase, casa, barrio?


  • Y tú...¿ Te sientes parte del colegio?

Explica en una hoja el por qué.
Luego, en clase, forma un equipo y en un papelógrafo escriban y dibujen:  
LAS MEJORES 10 FORMAS DE SENTIRNOS PARTE DEL COLEGIO SAN JOSÈ-ROCHA-URUGUAY-COMPAÑÌA DE SANTA TERESA DE JESÙS!!

Menù educativo

Salvador Rodríguez                                                                            
Salvador Rodríguez es licenciado en Ciencias de la Educación y autor del blog de reflexión educativa El Blog de Salvaroj.
Menu educativo | Tiching
Igual que la comida, la educación debe ser sana y sabrosa a la vez, es decir, debe satisfacer nuestras necesidades básicas y conseguir que disfrutemos, porque si no nos ayuda a crecer como personas y no nos emociona, no cumple con su principal cometido.
Hace un tiempo escribí un artículo La receta de la buena educación donde comentaba que los ingredientes para hacer un buen “caldo educativo” son: vocación, profesionalidad y un buen puñado de entusiasmo. Afirmaba, también, que el secreto para educar bien es el mismo que para hacer un buen plato: innovar y mezclar los ingredientes de la forma adecuada haciendo que juntos se realcen más sus cualidades que cuando están por separado.
Una de las grandes cuestiones de la educación actual es aprender a hacer maridajes entre distintas prácticas pedagógicas. Para planificar bien una clase, o cualquier acto educativo, por ejemplo, debemos mezclar un poco de inteligencias múltiples con un mucho de aprendizaje significativo y competencial aderezado con el toque justo de inteligencia emocional y deiniciativa emprendedora. Con estos ingredientes conseguiremos que nuestros alumnos establezcan relaciones, que se atrevan a replantearse lo convencional para dar respuestas creativas, que no tengan miedo al fracaso, que sean capaces de adaptarse a situaciones cambiantes…
Para ser un buen docente no es necesario ser Ferran Adrià. Pero sí que es conveniente tener su actitud para replantearse lo establecido y buscar nuevas maneras de hacer las cosas. Los docentes deben estar siempre dispuestos a replantearse su praxis, analizarla, evaluarla y ver qué se puede mejorar, qué da mejores resultados y en qué situaciones lo hace.
Hay docentes que por convicción o por desidia deciden no complicarse la vida y darle a sus alumnos solo aquello que les gusta. Pero no podemos alimentarnos exclusivamente de patatas fritas y hamburguesas, debemos comer de todo de una manera equilibrada. Lo mismo sucede en nuestras escuelas: no podemos  utilizar un solo recurso ya sean TIC, libro de texto o cualquier otro: en la variedad de recursos reside la clave del éxito.
De lo que estoy convencido es de que una buena forma de preparar una clase es plantearla como un menú:
  • Entrante: Algo ligero, que motive y predisponga a nuestros alumnos para el aprendizaje.
  • Primer plato: Es el momento álgido, donde se realiza el trabajo del contenido más básico.
  • Segundo plato: Algo más ligero pero que complemente al plato principal.
  • Postre: Acabar con algo dulce, sabroso, que deje buen sabor de boca y facilite la asimilación de lo trabajado.
Pero quizás lo más importante que deben aprender los docentes de los cocineros es que hay que educar con los cinco sentidos con los que nuestros alumnos se relacionan con el mundo. En la escuela tradicional se ha priorizado el oído y un poco la vista, olvidando por completo el tacto, el gusto y el olfato. Si tuviéramos en cuenta esto, posiblemente conseguiríamos hacer una educación mucho más rica y con fundamento.

martes, 5 de abril de 2016

12 Ideas para una relación de calidad con las familias.

Palabras de una docente: Sara Arranz
Quiero señalar que necesitamos hacer de esas familias nuestra propia gran familia. Debemos hacerles saber cuánto vamos a querer a sus hijos y que les deseamos el mayor de los éxitos. Debemos ofrecerles nuestra ayuda y apoyo de forma incondicional. Durante el tiempo que sus hijos estén en nuestra aula, compartimos un trabajo: educarlos.
Aun así, es importante hacerles saber cuáles son sus responsabilidades. Permíteme que comparta unas técnicas que uso y me han convertido en una educadora más efectiva:
  1. Comparte con las familias tu información personal: email y teléfono, con un horario claro. Aunque recomiendo flexibilidad al comienzo de curso.
  2. Explícales claramente las expectativas para este curso escolar: gestión de la clase (comportamiento, permisos, consecuencias),  el horario, materiales y recursos que usarán, tareas, etc.
  3. Todas esas expectativas deben ser visibles en el aula. Recomiendo que designes una pizarra o tablón para esta información, además de otros tablones donde se pueda visualizar el trabajo que realiza el alumnado y así los padres puedan ser partícipes del aprendizaje.
  4. Pide a los padres que se comprometan, haz uso de un contrato que refleje que cooperarán contigo.
  5. Explica el currículo o metodología que usas en tus clases (espacios, materiales, tiempos, recursos, etc.).
  6. Envía “tarea” semanal. No necesita ser nada extenso o meramente académico, pero si algo que ayude a las familias a saber que esté ocurriendo en el aula. A mí me gusta llamarlo Aprendizaje compartido con el hogar. Ofrece a las familias la posibilidad de hacer uso de tus materiales, comparte, sugiere y proponles ideas.
  7. Haz cartas mensuales en forma de “noticiero”. Las familias deben estar informadas de todo lo académico y no académico; por ejemplo, actividades extra que vayamos a realizar: visitas, excursiones, fechas importantes… Siempre añade tu información de contacto como recordatorio.
  8. Reserva un minuto para llamar a cada familia, enviar un email o un mensaje de texto compartiendo alguna buena noticia con ellos, como un éxito de su hijo o hija esa semana.
  9. Envía fotos o vídeos que muestren cómo trabajan, exploran, investigan, debaten, comparten o socializan sus hijos.
  10. Invita a tus familias a formar parte de lo que está pasando en el aula: que sean entrevistados, que compartan alguna destreza, lean a los estudiantes o donen su tiempo para ayudar en clase. A los estudiantes les encanta ver a sus padres involucrados. Esto les manda un mensaje de “mi familia se preocupa por mí y mi aprendizaje”.
  11. Si surge algún conflicto de cualquier tipo, encuentra un momento para sentarte con esa familia y resolverlo cuanto antes. Recuerda y repíteles que estamos en el mismo barco” remando hacia una misma isla: educar a sus hijos.
  12. Comparte la alegría que da tener esta relación conjunta con sus hijos y encuentra un momento para sonreír o reír con ellos.                                                                                                                   ESTAMOS CAMINANDO...